Qué es el metacrilato

Los metacrilatos son una clase de productos químicos de "bloques de construcción" que se utilizan para fabricar polímeros y plásticos que tienen una amplia gama de características beneficiosas parecidas a las características del polipropileno, como la estabilidad, la durabilidad, la dureza y la resistencia al rayado.

Los plásticos conocidos como metacrilatos son derivados del ácido metacrílico.

Los metacrilatos son monómeros bastante comunes en los plásticos poliméricos, formando así los polímeros de acrilato. Estos forman fácilmente polímeros porque los dobles enlaces son muy reactivos.

Principalmente, se vienen utilizando como resina monomérica en algunos kits de reparación de materiales dentales, parabrisas y también como cemento óseo para la fijación de ciertas prótesis en cirugía ortopédica.

El término metacrilato se utiliza frecuentemente como genérico para el acrilato y el metacrilato.

Vasos de metacrilato

Usos del metacrilato

Los metacrilatos se utilizan principalmente en la industria, pero podemos encontrar diversos usos, entre ellas como:

Electrónica e informática

Las industrias de la electrónica y la informática utilizan polímeros a base de metacrilato para fabricar monitores de ordenador y televisores de pantalla plana, así como en DVD, discos compactos y discos láser.

Los revestimientos de las placas de circuitos impresos también contienen polímeros de metacrilato, que pueden proporcionarles una mayor resistencia a la corrosión, prolongando su vida útil.

Aplicaciones médicas y dentales

Los polímeros a base de metacrilato se utilizan para fabricar una amplia gama de equipos médicos y otras aplicaciones médicas y dentales en las que la pureza y la estabilidad son fundamentales: desde conectores de tubos intravenosos (IV), carcasas de bombas y filtros médicos y válvulas cardíacas, hasta cámaras hiperbáricas e incubadoras de bebés, dientes artificiales, dentaduras, puentes y prótesis dentales.

Los cementos que contienen polímeros a base de metacrilato y monómero líquido son usados por los médicos en las prótesis de cadera y por los dentistas en los empastes dentales blancos con monómeros líquidos polimerizados in situ.

Pinturas y otros revestimientos superficiales

La mayoría de los tipos de pintura acrílica contienen uno o más productos poliméricos a base de metacrilato.

Pinturas con base de metacrilato

Estos ayudan a que las pinturas y los revestimientos se apliquen con facilidad, a la vez que producen un revestimiento duradero y de larga duración que ayuda a proteger la superficie de la luz solar, la lluvia y otros factores que pueden provocar la degeneración de otros tipos de revestimientos.

La durabilidad de los polímeros a base de metacrilato es importante en la gran mayoría de las aplicaciones y puede ser crítica en algunas, como las pinturas de señalización de carreteras.

Placas acrílicas fundidas y extruidas

El metacrilato y las láminas a base de metacrilato ayudan a formar láminas transparentes y coloreadas resistentes a las roturas para ventanas de edificios, claraboyas, paradas de autobús, barreras de seguridad a prueba de balas, señales y expositores de tiendas, entre otras aplicaciones.

El metacrilato también puede utilizarse con un relleno mineral para fabricar piedra artificial para encimeras y fregaderos de cocina y baño.

Resina acrílica

Las perlas o gránulos fabricados con polímeros a base de metacrilato pueden moldearse en muchos otros artículos de uso final como por ejemplo:

  • Luces traseras y grupos de instrumentos para coches y camiones.
  • Pomos de grifos de fregaderos y otros electrodomésticos
  • Lentes de luz en edificios comerciales.
  • Luces de aterrizaje de aeropuertos
Resina acrílica con metacrilato

¿Cuáles son los efectos sobre la salud de la exposición a los metacrilatos?

Los metacrilatos son generalmente de baja toxicidad, no se ha descubierto que dañen la reproducción o perjudiquen al feto, y los estudios realizados en trabajadores expuestos a metacrilatos durante más de 30 años indican que no hay un mayor riesgo de desarrollar cáncer debido a la exposición laboral.

Algunos metacrilatos pueden causar sensibilización de la piel, o una reacción alérgica o sarpullido, en personas expuestas al producto químico.

Varios organismos internacionales han examinado la información disponible y han llegado a la conclusión de que las pruebas disponibles no apoyan una conexión causal entre el MMA y el desarrollo de asma, aunque los metacrilatos pueden irritar la piel, los ojos y el sistema respiratorio, y respirar niveles elevados de vapor de MMA puede provocar un ataque de asma en una persona que ya la padece.


¿Cómo se exponen los consumidores a los metacrilatos?

La exposición a los monómeros líquidos se produce principalmente en el lugar de trabajo, donde las instalaciones deben formar a los trabajadores y proporcionarles el equipo adecuado para controlar la exposición.

La exposición de los consumidores a los metacrilatos procedentes de los productos acabados fabricados con los polímeros suele ser muy baja, y la exposición oral y cutánea se considera insignificante en condiciones normales de uso.

En algunos productos como colas o cementos, barnices u otros acabados, los consumidores pueden estar expuestos a niveles bajos de monómeros líquidos hasta que el adhesivo o el revestimiento se curen o sequen.

En el caso de estos materiales, las etiquetas de los envases proporcionan información de seguridad, incluidas las instrucciones para utilizar el producto en una zona bien ventilada y evitar el contacto con la piel.


Cómo limpiar el metacrilato

Cómo limpiar el metacrilato

Lo más importante para limpiar metacrilato sin dañarlo es tener en cuenta que no se debe limpiar en seco por el peligro de rayarlo y se debe evitar todo tipo de productos que contengan alcohol, salvo excepciones que se explican más adelante, así como disolventes o líquidos abrasivos.

Tampoco se recomienda el uso de limpiacristales. Hay que tener en cuenta que la transparencia del metacrilato es del 92%, y que si no se siguen estas recomendaciones, esta propiedad del material puede verse alterada.

Entonces, ¿cómo limpiar una pantalla de metacrilato?

Un paño suave humedecido con agua es un buen procedimiento para eliminar el polvo y evitar cargar la pantalla con electricidad estática que atraerá de nuevo el polvo.

Si se requiere desengrasar, quitar manchas y/o desinfectar la pantalla de metacrilato, se puede utilizar jabón neutro añadido al agua y luego retirarlo con un paño suave.

Para la aplicación se recomienda humedecerla solo ligeramente, ya que si hay mucho jabón, la limpieza será mucho más tediosa.

No obstante, los fabricantes recomiendan usar productos específicos para la limpieza de metacrilato como Netacril que facilitan la limpieza y proporcionan una capa protectora que evita la atracción de polvo y dificulta la aparición de arañazos por el roce diario.

Esto también suele ser aplicable a los otros diferentes tipos de plásticos existentes en el mercado.

Su aplicación es muy sencilla en 3 pasos:

  1. Se aplica por pulverización.
  2. Se extiende con un paño suave. En caso de manchas, se puede humedecer un extremo del paño para frotar un poco la mancha.
  3. Con el mismo paño o uno seco, se retira el exceso hasta obtener el brillo original.

Como alternativa, en el caso de grandes superficies, se puede impregnar toda la superficie con una esponja impregnada de Netacril y eliminar el exceso con una goma de vidrio suave de secado.

El exceso de producto al pasar la goma se puede recoger poniendo la esponja debajo.

No se recomienda hacerlo con agua u otros productos por el riesgo de rayar la superficie.

Si todavía te has quedado con ganas de aprender más sobre el metacrilato puedes revisar el siguiente vídeo