Qué es el plástico biodegradable

También conocidos como bioplásticos, los plásticos biodegradables son los plásticos que se fabrican en su totalidad con materiales orgánicos, materiales cuya principal característica es la renovación gracias a que están compuestos por carbono como estructura molecular.

Esta estructura química, parecida a las propiedades del polietileno, hace que los plásticos biodegradables desprendan un conjunto de polímeros como la celulosa, la cutina, lípidos o azúcares en el momento de descomponerse.

plástico biodegradable

Aunque ya hemos dicho que la totalidad de su composición suelen ser materiales orgánicos, existe otra variante de plásticos biodegradables y son aquellos que tiene una composición mixta de materiales orgánicos e inorgánicos.

Estos materiales inorgánicos no se reproducen ni se metabolizan, pero sí que se descomponen, aunque tarden más tiempo a diferencia de los materiales orgánicos.


Qué quiere decir que el plástico sea biodegradable

Para resumir, los plásticos biodegradables son aquellos plásticos que se biodegradan ellos solos de forma natural mediante la acción del medio ambiente y que están formados por materiales como por ejemplo al almidón, la celulosa o derivados de la yuca o del plátano entre otros.


Tipos de plásticos biodegradables

Aunque ya hemos visto una primera clasificación, podemos ir un poco más allá y clasificar los tipos de plásticos biodegradables de la siguiente forma general:

  • Bioplásticos: son aquellos cuya composición deriva de productos vegetales, a diferencia del plástico de toda la vida, cuya base está formada por derivados del petróleo. Algunos de los compuestos orgánicos de estos plásticos son el maíz, el aceite de soja o la fécula de patata.
  • Plásticos con aditivos biodegradables: son aquellos conocidos como mixtos cuya composición se basa en material orgánico al que se le añaden aditivos petroquímicos para dotarles de nuevas propiedades. Una de estas propiedades es que permite que estos plásticos se biodegraden a una mayor velocidad respecto a los anteriores.

Pese a ser esta la categorización general de los diferentes tipos de plásticos, existen varias subcategorías dentro de cada una de ellas.

Diferentes contenedores para reciclar

Diferencias entre los diferentes plásticos basados en materia orgánica

Dentro de todas las clasificaciones podemos hacer otro tipo de clasificación de los plásticos biodegradables y es aquella basada en el origen de los mismos.

Por ejemplo puedes ver un esquema a continuación:

Plástico biobasado

  • Origen: Materias primas naturales como la fécula de patata, el maíz o derivados de la yuca.
  • Símbolo: espiral de tres flechas verdes.
  • Forma de desecho: al contenedor amarillo.

Bioplástico biodegradable

  • Origen: Materias primas naturales o fuentes fósiles.
  • Símbolo: espiral de tres hojas verdes.
  • Forma de desecho: se transforma en biomasa, agua y CO₂.

Bioplástico compostable

  • Origen: Materias primas naturales o fuentes fósiles.
  • Símbolo: tallo verde.
  • Forma de desecho: al contenedor orgánico o de restos.

tipos de bioplástico

Cómo se hace el plástico biodegradable

A lo largo de este artículo ya hemos mencionado los componentes que se utilizan para fabricar plástico biodegradable y como es obvio, su proceso cambiará radicalmente si se trata de hacerlo de una manera industrial o desde casa.

A continuación vamos a detallar los pasos necesarios para que puedas hacer plástico biodegradable desde la comodidad de tu casa:

Materiales necesarios

  • Una taza de agua.
  • Una cucharada de vinagre blanco.
  • 30 gramos de maicena.
  • Cáscara de fruta.
  • Una cucharada de glicerina natural.
  • Tomillo.
  • Un molde.
  • Canela.
  • Clavo.
  • Una olla.
  • Colorante natural (no es obligatorio)

Pasos para fabricar plástico biodegradable en casa

  1. Coge un bol y mezcla la maicena, el vinagre, la glicerina y el agua. Tiene que quedar uniformemente mezclados.
  2. Deposita la mezcla en la olla y ponla en el fuego, remueve la mezcla constantemente para evitar la aparición de grumos.
  3. Echa sobre la mezcla el colorante natural si es que así decidiste usarlo.
  4. Rompe en pedacitos y tritura los diferentes residuos orgánicos como las cáscaras de fruta y añádelos a la mezcla junto con un poco de agua.
  5. Añade más agua si notas la mezcla demasiado espesa mientras la cueces.
  6. Vuelve a triturar y mezclar las residuos orgánicos de fruta junto a la preparación gelatinosa.
  7. Una vez este todo mezclado, vierte la mezcla en el molde.
  8. Deja reposar y secar la mezcla durante 24 horas.

A continuación te dejamos con un videotutorial para que puedas ver el proceso completo de creación de plástico biodegradable desde tu propia casa.


Cómo saber si un plástico es biodegradable

Anteriormente en este artículo ya hemos definido qué es un plástico biodegradable y cuáles suelen ser compuestos típicos pero, nosotros como consumidores... ¿Cómo podemos saber cuando un plástico se trata de un bioplástico o no?

Bueno, pues la respuesta más rápida y fiable es acudir al etiquetado de cualquiera de los diferentes tipos de plásticos en el momento de compra. Cuando adquirimos cualquier producto que contenga plástico tenemos que fijarnos en su etiquetado y si cumple con la normativa europea EN-16575.

Como saber si un plástico es biodegradable

Si nos encontramos fuera del territorio europeo tenemos que acudir a la normativa ASTM D-6954 que viene a hacer recalcar que para que un plástico sea considerado como bioplástico tiene que cumplir lo siguiente:

  • Tiene que implicarse de forma natural en el proceso de ruptura del plástico conocido como degradación.
  • Tiene que implicarse de forma natural en el proceso de biodegradación que según la norma ISO-17556 se trata de la reintegración al ciclo ecológico por medio de microorganismos.
  • Tiene que tener una fase de ecotoxicidad cero, es decir, asegurar la ausencia de residuos tóxicos y metales pesados en el medio ambiente una vez que se haya degradado de modo natural.

A continuación te dejamos el listado con las diferentes normativas para que puedas consultarlas en cualquier momento:


Ventajas del plástico biodegradable

Estamos seguros de que ya te has podido ir formando una idea sobre los beneficios en el uso de los plásticos biodegradables, pero a continuación te exponemos cinco puntos que harán que adoptes su uso si todavía no lo has hecho:

  • Ayudan a conservar de manera limpia el sabor y el olor de los alimentos.
  • Son fabricados con materiales ecosostenibles y residuos cero o ‘zero waste’.
  • No contienen trazas de materiales perjudiciales para la salud.
  • Reducen la huella de carbono y ayudan en la conservación del medio ambiente.
  • Otorgan una imagen de ecoresponsabilidad a las empresas que los adapten en sus procesos de fabricación y estrategias de RSC.
  • El tiempo que tarda en degradarse los productos basados en este tipo de plásticos se reduce al 90%.

Inconvenientes de los bioplásticos

Inconvenientes de los bioplásticos

Pero no todo es un camino de rosas en el cuidado del medio ambiente como es lógico, ya que el uso de plásticos biodegradables trae consigo también ciertos inconvenientes.

  • Pese a ser barato en la fabricación unitaria, el costo de fabricación industrial crece debido al ratio costo/cantidad.
  • Al estar basados en materiales orgánicos, si crece la demanda del plástico biodegradable también crecerá la demanda de productos como el maíz, la patata, la yuca o los azúcares, llevando con ello a un nivel cada más alto de desigualdad.
  • Su uso y concienciación no está extendido a nivel general en la población, por lo cual existe una amplia falta de información sobre el reciclaje de los mismos.

Características de los plásticos biodegradables

Una de las principales características de los plásticos biodegradables es el bajo impacto que tiene para con el medio ambiente debido a su composición basada en microorganismos, pero también tiene otros aspectos interesantes como los siguientes:

  • Son fabricados mediante el uso de materias primas orgánicas.
  • Proceden de fuentes renovables como la fécula de patata.
  • Tienen un tiempo de descomposición menor en comparación con los plásticos basados en petróleo.
  • Sirven de abono para las plantas.
  • Biodegradabilidad y compostabilidad en un máximo de seis meses sin ecotoxicidad de humus.