Qué es el polipropileno

El polipropileno, abreviado como PP, es un "polímero de adición" termoplástico fabricado a partir de la combinación de monómeros de propileno parecido a los otros plásticos termoestables existentes.

El polipropileno fue polimerizado por primera vez en 1951 por un par de científicos petroleros de Phillips llamados Paul Hogan y Robert Banks, y posteriormente por los científicos italianos y alemanes Natta y Rehn.

Su protagonismo fue muy rápido, ya que la producción comercial comenzó apenas tres años después de que el químico italiano, el profesor Giulio Natta, lo polimerizara por primera vez.

Lámina de polipropileno

Natta perfeccionó y sintetizó la primera resina de polipropileno en España en 1954, y la capacidad del polipropileno para cristalizar creó mucha expectación.

Su popularidad se disparó en 1957, año en el se inició la producción comercial generalizada de este polímero en toda Europa.

Hoy en día, el polipropileno, es uno de los plásticos que mas se producen en el mundo.

Según algunos informes, la actual demanda mundial del material genera un mercado anual de unos 45 millones de toneladas métricas y se estima que la demanda aumentará a unos 62 millones de toneladas métricas a partir de 2020.


Para qué se utiliza el polipropileno

El polipropileno se utiliza en una gran variedad de aplicaciones, como los envases de productos de consumo, las piezas de plástico para diversas industrias, incluida la del automóvil, los dispositivos especiales, como las bisagras, y los textiles.

Usos del polipropileno

Los principales usuarios finales del polipropileno son la industria de los envases, que consume alrededor del 30% del total, seguida de la fabricación de equipos eléctricos y de equipos, que utilizan alrededor del 13% cada una.

Los electrodomésticos y la industria del automóvil consumen un 10% cada uno y los materiales de construcción le siguen con un 5% del mercado.

El resto del consumo mundial de polipropileno lo constituyen otras aplicaciones.

El polipropileno es reciclable y se está reciclando en muchas aplicaciones como cajas de pilas, latas de pintura, almacenamiento doméstico, macetas, palés, cajas, madera compuesta y más.


Características del polipropileno

El polipropileno tiene algunas propiedades como por ejemplo:

  • Resistencia química: Las bases y los ácidos diluidos no reaccionan fácilmente con el polipropileno, lo que lo convierte en una buena opción para los envases de este tipo de líquidos, como los agentes de limpieza, los productos de primeros auxilios, etc.
  • Elasticidad y resistencia: El polipropileno actuará con elasticidad a lo largo de un cierto rango de deflexión (como todos los materiales), pero también experimentará deformación plástica en el inicio del proceso de deformación, por lo que tradicionalmente es considerado como un material "resistente". La dureza es una caracterísica que es definida como la capacidad que tiene un material de deformarse (plásticamente, no elásticamente) sin llegar a romperse.
  • Transmisividad: Aunque el polipropileno puede hacerse transparente, normalmente se produce para que sea naturalmente opaco en color. El polipropileno puede utilizarse para aplicaciones en las que es importante una cierta transferencia de luz o en las que tiene un valor estético. Sin embargo, plásticos como el acrílico o el policarbonato son mejores opciones cuando se busca una alta transmisividad.
  • Resistencia a la fatiga: El polipropileno conserva su forma después de una gran cantidad de torsión, flexión y / o flexión. Esta propiedad es especialmente valiosa para fabricar bisagras vivas.
  • Aislamiento: la resistencia de este polímero es muy alta a la electricidad y también muy útil para ser usada en componentes electrónicos.

El polipropileno se clasifica como material "termoplástico" (en contraposición a "termoestable"), lo que tiene que ver con la forma en que el plástico responde al calor.

Una vez alcanzan el punto de fusión, los materiales termoplásticos se vuelven líquidos, esto ocurre aproximadamente a los 130 grados Celsius en el caso del polipropileno.

Sin embargo, los plásticos termoestables como por ejemplo el polipropileno tan sólo pueden llegar a calentarse una vez, por lo general mientras dura el proceso de moldeo por inyección.

Este calentamiento inicial permite que los materiales termoestables se fijen (parecido a lo que hace un epoxi de dos componentes), provocando un cambio químico que no puede revertirse.

Si se intentase calentar a temperatura alta por segunda vez un plástico termoestable, éste simplemente se quemaría.

Esta característica hace que los materiales termoestables no sean buenas opciones para el reciclaje.


Propiedades del polipropileno

A continuación te dejamos con una infografía sobre las propiedades del polipropileno.



Propiedades de polipropileno


Propiedades mecánicas

  • Baja densidad.
  • Resistente y flexible.
  • Buena resistencia a la fatiga.

Propiedades térmicas

  • Gran expansión térmica, pero menor que la del polietileno.
  • Por debajo de 0 °C (32 °F), se vuelve quebradizo.

Propiedades químicas

  • Es isotáctico y tiene un nivel de cristalinidad intermedio.
  • Resistente a las grasas y a casi todos los disolventes orgánicos a temperatura ambiente.
  • Se disuelve en disolventes de baja polaridad a temperatura elevada.

Degradación

  • Es susceptible de degradación en cadena por exposición al calor y a la radiación UV.
  • La oxidación se produce en el átomo de carbono terciario presente en las unidades repetitivas.
  • Aparece una red de finas grietas y rajaduras en aplicaciones externas.

Los miocroorganismos también son capaces de degradar el polipropileno. El material degradado forma una capa parecida a una corteza de árbol en la superficie de las fibras de la malla.

La degradación del polipropileno puede evitarse utilizando antioxidantes tal y como pasa con otros tipos de plásticos diferentes.


¿Cuáles son las ventajas del polipropileno?

Una de las principales ventajas de los termoplásticos (aunque tiene otras como las que veremos a continuación) es que pueden calentarse hasta su punto de fusión, enfriarse y volverse a calentar sin sufrir una degradación significativa.

Tapones de polipropileno

En lugar de arder, los termoplásticos como el polipropileno se licúan, lo que permite moldearlos fácilmente por inyección y reciclarlos posteriormente.

  • Es fácil de conseguir y relativamente barato.
  • Debido a su naturaleza semicristalina ofrece una resistencia alta a la flexión.
  • Tiene una superficie relativamente resbaladiza.
  • Resiste muy bien la absorción de humedad.
  • Tiene una buena resistencia química en una amplia gama de bases y ácidos.
  • Posee una buena resistencia a la fatiga.
  • Tiene una buena resistencia al impacto.
  • Es un buen aislante eléctrico.

¿Cuáles son las desventajas del polipropileno?

  • Tiene un elevado coeficiente de dilatación térmica que limita sus aplicaciones a altas temperaturas.
  • Es susceptible a la degradación por rayos UV.
  • Es poco resistente a los disolventes clorados y a los aromáticos.
  • Se sabe que el polipropileno es difícil de pintar ya que tiene malas propiedades de adhesión.
  • Es altamente inflamable.
  • Es susceptible a la oxidación.

Pese a sus defectos, en general, el polipropileno es un gran material.

Tiene una mezcla única de cualidades que no se encuentran en ningún otro material, lo que lo convierte en una opción ideal para muchos proyectos.


Como reciclar el polipropileno

Esa es la gran pregunta del momento.

El reciclaje del polipropileno empieza por deshacerse de los contaminantes presentes en los residuos de plástico que hay que reciclar.

Reciclaje del polipropileno

Para ello, hay que fundir el material plástico a 250°C y, a continuación, eliminar las moléculas residuales mediante el vacío y la solidificación a 140°C.

El polipropileno reciclado se mezclará con el 100% de polipropileno virgen en una proporción de 50/50.

El principal reto al que se enfrenta el reciclaje de polipropileno es que la cantidad de plástico realmente reciclado que se utiliza para fabricar productos es muy baja, ya que depende completamente del consumo.

Sin embargo, se sigue utilizando ampliamente en la fabricación de productos, ya que no tiene un gran efecto sobre el medio ambiente. El efecto de toxicidad del polipropileno es considerablemente bajo.

Las principales aplicaciones del polipropileno reciclado son las escobas, los rascadores de hielo, las señales, los cables de las baterías y las cajas de las baterías.